No es buena idea eliminar a las personas tóxicas de tu vida

...
"

Comenzar Lectura

Fecha de Publicación

abril 24, 2021
v

Número de Comentarios

l

Autor del Post

Federico Luque

No es buena idea eliminar a las personas tóxicas de tu vida

por Construye Relaciones Sólidas

Lo has leído en «memes», quizás escuchado en conferencias o en pláticas con amigos. «Elimina a las personas tóxicas» se vuelve en una especie de mantra y pareciera ser la solución más rápida y eficiente para borrar de un plumazo, a todos aquellos que te amargan el día.

¡Qué lindo que sería poder hacerlo!

Imagina…, poder despedir al jefe que te hace trabajar horas extras, no reconoce nada de tu esfuerzo y te ignora todo el tiempo, salvo cuando quiere descargar su frustración, entonces ahí sí te llama la atención por cualquier estupidez.

O el vecino que llega a la dos de la mañana con la música a todo volumen, te despierta, y con suerte logras conciliar el sueño 15 minutos antes de levantarte.

¡Ah!, si se pudiera…

Pero…, ¿realmente es buena idea?

Como leíste en el título del post, lamentablemente no es recomendable, no se puede en realidad ni si quiera aunque fuera solamente con una. 

No. Olvídalo.

Cada persona tóxica en tu vida es una oportunidad de aprendizaje INVALUABLE y que, a partir de ahora, vas a aprovechar al máximo.

Persona Tóxica = Mina de Oro

No. No estoy exagerando con la afirmación anterior.

Las personas «tóxicas» representan en sí mismas una oportunidad de aprendizaje y crecimiento sin parangón. Al final del artículo, quizás quieras hacerles llegar algún presente, a modo de agradecimiento.

A continuación voy a presentarte los argumentos que quiero que consideres y después veremos algunos ejemplos de toxicidad y… «su vacuna»

Arrancamos.

Tus propios juicios

¿Quién es tóxico y quién no? Creo que con esta pregunta que da claro el matiz, ¿verdad? Ponemos una etiqueta a una persona basada en nuestro propio juicio y, al estar sustentado por lo que sentimos sobre él o ella, lo confundimos con la verdad pura y dura.

No me refiero a que tengas razón o no. Evidentemente, cuando tú o cualquier otra persona se refiere a a alguien como «tóxica», hay motivos, hay una historia que con sólo recordarla nos afecta y nos pone mal.

Sin embargo, otras personas pueden tener una opinión muy diferente de la misma persona, calificándola de agradable o simpática. ¿Quién tiene razón?

¿Vas a eliminar a todas?

¿Qué pasaría si empiezas a notar que una gran parte de tu entorno…, es tóxico? La mayoría de las veces nos referimos así para personas del trabajo: a veces un jefe, otras un compañero. Pero…, ¿y si la lista comienza a incrementarse peligrosamente? A veces es un familiar, político o sanguíneo. ¿Y si la persona tóxica es la que duerme contigo todas las noches?

Es cierto que hay veces que una persona es tóxica para nosotros desde el minuto que la conocemos, pero esto no es lo más frecuente. Lo normal es que comenzamos una relación con una persona y, con el paso del tiempo, le dejamos pasar ciertas libertades, algunas conductas, y entonces esta persona se hizo tóxica para nosotros frente a nuestras narices y con nuestro completo consentimiento.

Esta afirmación suele contrariar mucho a mis clientes cuando se los menciono, porque implica hacerte responsable de tu parte en la relación, porque hasta ese momento tú eras la víctima y la otra persona, la tóxica, la victimaria.

La historia se volverá a repetir

Ya veremos que está muy ligado al punto siguiente. Las personas tóxicas son como una especie de examen en la escuela o la universidad: hasta que no lo aprobemos no podremos terminar la carrera y avanzar.

Recuerdo que le pasó a mi hijo varón cuando iba a la primaria y uno de los compañeros era el «bravucón» del grado, y el que normalmente molestaba a los demás. Mi hijo lo sufría, y también varios de sus otros compañeros.

Hablé con él (con las limitaciones del caso, obviamente) y traté de ayudarle y darle ánimos para que enfrentara a su compañero para ponerle límites porque de lo contrario -le expliqué-, si no lo superaba ahora más adelante vendría otro «bravucón», con otro nombre pero con idénticos resultados. En su caso, tuvieron que venir dos más para que pasara esa prueba y hasta este momento, al haber aprendido a poner límites de forma natural, ¡ya no ha vuelto a sucederle!

Y un poco más reciente, pasó también algo muy parecido a un amigo que sufría con su jefe. Abusaba de la buena predisposición de mi amigo, le hacía trabajar de más, jamás lo felicitaba, lo ponía en evidencia ante cualquier error y un tiempo después, cuando cambió de trabajo, lamentablemente su supervisor, que era su jefe directo, era un poco peor que el anterior.

A ti te debe haber sucedido cosas así, quizás no iguales a las que te describo, pero seguramente tienes ejemplos en tu vida que marcan que, cuando no superas una prueba, en este caso una persona tóxica, y huyes de ahí sin más, más tarde cambian las personas pero la prueba se repite.

No creo que se trate de karma, más bien tiene que ver con energía y aprendizajes, que es el punto siguiente.

Lo más importante: tu aprendizaje y evolución

Como mencioné más arriba, una persona o mejor dicho una RELACIÓN, se hizo tóxica con el paso del tiempo frente a tus narices y con tu completo consentimiento. Esto al menos en la gran mayoría de los casos.

Ahora bien, esto no es para sentirnos mal y castigarnos, más bien es para que visualices la gran oportunidad de aprendizaje y evolución que significa SUPERAR el conflicto o angustia que esta persona puede provocar en ti.

Tienes que tener en cuenta que la prueba, es decir, superar, vencer tus miedos o limitaciones y animarte a cambiar (poner frenos, hablar, alejarte, etc.) una relación tóxica sólo se pasa una vez. Saber esto te motivará a dar el primer paso, aunque tengas miedo o inseguridad, vaya, ¡aunque salga mal!, sólo tendrás que pasar por esta prueba una sola vez en tu vida.

¿Por qué la prueba se pasa una sola vez?

Imagínate que estás en la universidad, y te preparas muy bien para un examen y lo apruebas. ¿Podrías repetir el mismo examen una semana después, y aprobarlo? ¿Verdad que sí?

Bien, en este caso es exactamente lo mismo. Para cada tipo de persona o relación tóxica que tengas en tu vida, sería como un examen de una materia diferente en la escuela. ¡Así de fácil!

Además, yo le agregaría que una vez que pasaste la prueba, tu propio aprendizaje se le parece más a andar en bicicleta, porque nunca vuelves a olvidarlo.

Esto debería ser motivo suficiente para motivarte y animarte a que pongas un límite a lo que normalmente estabas acostumbrad@ a tolerar dentro de una relación tóxica. No es que sea vuelva «cada vez más fácil». Simplemente se vuelve «tremendamente fácil» una vez que pasaste la prueba.

¿Me prometes que lo intentarás?

Si te gustó este post te invito a compartirlo en tus redes sociales o enviárselo a esa persona que sabes que puede necesitarlo.

Hecho con amor,

Federico

 

 

¡Suscríbete y no te pierdas ningún Post!

¿Quieres apoyar al Blog con una donación?

¡Compromiso permanente!: ofrecerte contenido de GRAN CALIDAD para que todos puedan VIVIR MEJOR.




Suscríbete

0 comentarios

Deja un comentario

Posts Relacionados

El terrible hábito de callarte lo que piensas (no opino sobre eso)

El terrible hábito de callarte lo que piensas (no opino sobre eso)

El Terrible Hábito de Callarte lo que Piensas Puede parecer inofensivo, pero si proyectamos este hábito en el tiempo te expones a lo siguiente: Limitas la calidad de tus relaciones: los demás no llegan a conocerte; La medida de tu carácter se fe afectada de cara a los...

Por esta razón estás pelead@ con el dinero (y cómo reconciliarte)

Por esta razón estás pelead@ con el dinero (y cómo reconciliarte)

Un hombre iba caminando a su casa en la madrugada, y se encuentra a otro agachado debajo de una luminaria, pasando la mano por las rendijas de las baldosas y en partes del escaso pasto que crecía en la acera, totalmente húmedo del rocío. Le dio curiosidad porque...

Aprende a vivir sin la preocupación del dinero

Aprende a vivir sin la preocupación del dinero

"Si ganara mucho dinero... ¡disfrutaría plenamente de la vida!"  En cualquiera de sus variantes, la frase anterior refleja el pensamiento y creencia de millones de personas que, día con día, aunque tengan dinero, ahorro y trabajo, viven con la preocupación o el miedo...

A %d blogueros les gusta esto:
Optimized with PageSpeed Ninja